Si tienes una pareja estable, los riesgos de contraer sus malos hábitos son altos

Las parejas, tanto heterosexuales como homosexuales, tienden a ‘compartirse’ los vicios, como fumar o la falta de ejercicio.
El estudio indica que los hábitos insalubres se promueven dentro de estas relaciones íntimas y de largo plazo debido a la mala influencia directa de una de las personas, mediante la sincronicidad de los hábitos de salud y por medio de la noción de responsabilidad personal.

RCN La radio habló con Claudia Almanza, Psicóloga clínica especialista en pareja, quien comentó que “como las personas están interactuando normalmente se tiende a tener un mismo ritmo, entonces muchas veces los hábitos se pegan, tanto los buenos como los no tan buenos”.

Algunas ocasiones las personas se dejan influenciar más con hábitos que no son tan saludables ya que “son más fáciles de realizar”. La doctora Almanza precisó que para poder suprimir los malos hábitos se debe tener conciencia de pareja.

“La idea es que la pareja tenga clara la orientación de su relación, que cada uno aprenda y saque provecho de las fortalezas del otro y minimice las debilidades. Para lograr hacer eso uno tiene que conocer muy bien a su pareja, conocerse a sí mismo y transformar para bien esas debilidades y conductas aprendidas, y eso requiere de trabajo en equipo, disposición, comunicación, tiempo y voluntad”.

Un mal hábito se puede convertir en un vicio cuando la persona se siente mal por lo que hizo. Esto incluso puede deteriorar a la persona y a la relación sentimental.

Soluciones sugeridas:

Aprende a nutrirte de forma moderna

Científicos te enseñan como controlar tu colesterol

 

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *