Cómo identificar un billete falso en México

Recientemente Banxico emitió un comunicado donde sabrás cómo identificar un billete falso en México.
Por: Steve Jonas

Si en México roban más autos, asaltan más hogares y negocios, es lógico que también aumente la falsificación de billetes.

Así, expertos del Banco de México reconocieron que si bien la tendencia del ilícito iba a la baja “ha habido un repunte” desde el año anterior.

Precisaron que antes del 2009 por cada millón de billetes en circulación de cualquier denominación, 81 eran falsos, y ahora son 87 por cada millón.

En cifras, los especialistas revelaron que en el 2009 la falsificación de billetes fue por 75 millones de pesos, pérdida que compartieron personas que en México recibieron los billetes clonados.

De manera que habrá que ser más cuidadoso para evitar la recepción de un billete falso.

Y no se trata de desarrollar grandes habilidades, sino de conocer los elementos de seguridad que se incorporan a los billetes que circulan en el país.

Precisamente los especialistas del Banco Central presentaron el nuevo billete de 500 pesos, que empezó a circular el 30 de agosto.

El billete es parte de una familia de dinero renovado, que fue rediseñado para facilitar su manejo a los invidentes y también para reducir las posibilidades de falsificación.

El billete de 500 pesos que en la parte frontal presenta a Diego Rivera y en el reverso a la pintora Frida Kahlo, por vez primera pintores, y no uno sino dos, está hecho en papel seguridad de algodón.

Asimismo, presenta aplicaciones de relieve que permiten que el sentido del tacto participe para autentificar los billetes.

Por igual, marcas de agua, hilo magnético que se percibe a trasluz, cambio de color, e hilo 3-D, el único elemento que no ha sido falsificado.

No obstante esas y otras características de seguridad, la realidad es que los mexicanos no parecemos dispuestos a evitar descalabros, porque no hacemos pausas para confirmar la procedencia legítima del efectivo.

Alertas
El billete que más falsifican es el de 200 pesos, y en segundo lugar el de 500 pesos.

En el 2006 el billete más suplantado fue el de 50 pesos, 250 por cada millón, pero ahora sólo 35 piezas por cada millón.

Para quien quiera sentir algún consuelo, en otros países por cada millón de piezas 1,000 son falsas, lo que se considera ya un problema grave.

“Es más fácil ganar la lotería que recibir una moneda falsa”, asegura Manuel Galán Medina, director general de Emisión del Banco de México.

Refiere que durante todo un año se llegan a detectar cuando más 50 piezas falsas entre 1,000 millones de monedas en circulación.

Así, en México no se falsifica moneda, mientras que en Europa padecen por la gran falsificación de dinero en metálico.

Sin excesos
Si usted se pregunta por qué no hacen los billetes de polímero, que es más difícil de falsificar, es necesario saber primero que el costo es un factor.

Además, el polímero, que es el material con el que se fabrican los billetes de 20 y 50 pesos, así como una edición especial de billetes de 100 pesos, no fue utilizado con propósitos de seguridad, sino para alargar la vida de los billetes.

Y es que el de 20 pesos que antes era de algodón sólo duraba ocho meses en circulación, había que producir nuevos.

Producir un billete cuesta menos de un peso, pero puede ser más caro conforme se le incorporen más elementos de seguridad.

Y es que cada elemento aumenta aumenta de 10 a 20% el costo de producción de un billete.

Además, los expertos como Enrique Guarner, gerente de fábrica de billetes del Banco de México expone que no es conveniente habilitar demasiadas combinaciones.

Más de 10 es un exceso afirma, y argumenta que las personas sólo están dispuestas a verificar algunos elementos, principalmente por el tiempo que se requiere para hacerlo.

Refiere que en Suiza los billetes contienen tantos elementos de seguridad que hasta aparecen numerados para facilitar su identificación.

Pero con los mexicanos de 500, 1,000 y 200 pesos sólo tiene que mirarlos a través de la luz, comprobar la continuidad de un hilo, el giro de un elemento, el cambio de color de otro, observar la imagen por ambos lados, localizar un micro texto o encontrar la marca de agua en ambos lados del billete.

Fácil y rápido, sólo es cuestión de práctica, de adoptar el hábito revisar los billetes y evitar fraudes.

Recursos recomendados: Cómo hacer crecer tu negocio aún en tiempo de crisis.

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *